Planear para no morir en el día a día

¡Hola Almalovers!

Se acabó enero y muchos no han comenzado a cumplir con los propósitos del año, es más, seguro no los han escrito aún y quizás sea el momento de tomar las riendas del año y ser más  ordenados, eficientes y productivos. Por eso hoy les voy a contar cómo planear sus días para no morir en el intento. 

Para empezar quiero que se cuestionen lo siguiente: 

¿Han visto a esas personas que son súper ordenadas, siempre están ocupadas pero aún así se ven todas capaces y perfectas?, pues en todo grupo de amigos hay alguien así, y tú puedes ser esa persona o aquella que a pesar de proponerse todos los días ser ordenada, termina apenas sobreviviendo.

Independiente de tu relación o experiencia con el orden del tiempo y las tareas, quiero decirte que es posible llevarlos bien y no necesitas volver a nacer. 

Y como compararse no es una opción, desde este momento vamos a dejar la queja para ir a la acción y empezar a ver resultados. 

¿Para qué sirve planear?

Hay que empezar por el principio, estamos hablando de tiempo, actividades y sueños y justo para que todo eso ocurra debe ir la palabra mágica planeación, y es que todo requiere un plan, un matrimonio, hacer un desayuno o una reunión de trabajo. El plan es el encargado de encaminar al tiempo por cada actividad sin distracción, sin plan el tiempo pasa y no hacemos nada, acumulando muchas tareas y actividades. 

Ya que sabemos para qué sirve, en Alma Productiva les daremos 5 beneficios que nos brinda planear: 

  1. Nos hace súper productivos: 

Dedicar unos minutos al principio del día o en la noche anterior te ayuda a comenzar el día con las tareas claras, aumentando tu productividad sin incrementar el tiempo trabajado, ya que estarás enfocado en lo que realmente debes hacer y no pensando en una u otra cosa. 

  1. Nos genera más tiempo libre:

Al aumentar tu productividad acabarás tus tareas antes, dejándote más tiempo libre para tomar descansos en medio de las tareas, salir antes del trabajo o introducir nuevas actividades deportivas o artísticas a tu día a día. Este tipo de espacios te podrá permitir atender tareas que llegan de improvisto o empezar proyectos que no has podido hacer. 

  1. Tendrás más motivación:

Listar las tareas te darán la sensación de ir avanzando, motivandote mucho más a continuar con el desarrollo de las tareas. Al tachar lo que está pendiente de tu lista, experimentarás una sensación de logro que te estimulará para completar todas las tareas enumeradas sin perder el foco, ni caer en la pereza o el cansancio. 

  1. Te da claridad sobre tus prioridades:

Una de las grandes ventajas de la planificación de tareas es que nos permite saber cuáles son las prioridades y, por tanto, no concentrarnos en algo que no se necesita con urgencia. De hecho, sin esta planificación podrías perder el tiempo trabajando en algo que podrías hacer más adelante.

  1. Te ayuda a reducir el estrés:

La planeación puede reducir considerablemente el estrés ya que al anotar todo perderás el temor de olvidar alguna tarea o comenzar el día con temor a no tener suficiente tiempo.  Adicionalmente al tener espacios de descanso podrás incrementar el bienestar mental y reducir la ansiedad o el estrés. 

Sabiendo todos los beneficios que genera la planeación podemos continuar con los 5 pasos para planear y no morir en el día a día.

  1. Haz de la planeación un momento para ti:

Lo más importante es anotarlo todo y sólo sucederá si te tomas un momento para escribir tus metas, tareas y deseos, así podrás mantener el equilibrio entre lo laboral y lo personal, si cada noche te permites sentarte y escribir con qué comenzarás y qué pasos darás, será más fácil cumplirlo, encontrarle lógica y mantener el hábito.

  1. Ten presente tus metas:

No permitas que tus días pasen sin aportar a tus metas, si tienes claro lo que deseas conseguir en la semana será mucho más fácil avanzar poco a poco, y no llegar a fin de mes o a fin de año con las mismas metas de años atrás. 

  1. Divide siempre en tareas pequeñas:

Si no tienes claro el paso a paso, esa tarea se verá cada vez más grande e inalcanzable, cayendo en la procrastinación y poco a poco se irá alejando y haciendo más difícil por el simple hecho de no saber por dónde comenzar. Dividirla en pasos específicos te ayudará a avanzar con constancia. 

  1. Trabaja con tus niveles de energía:

Cada persona tiene diferentes horarios de activación, revisa cuales son los tuyos, en qué momentos del día eres más creativo o reflexivo, busca en qué momentos te concentras con mayor facilidad y en cuales definitivamente no prestas ni cinco de atención. 

  1. No satures tu planeador:

Una persona productiva no es aquella que tiene menos tiempo, por el contrario, es aquella que tiene tiempo para descansar, agregar una tarea nueva o dedicarse tiempo a sí mismo. 

Estos son nuestro tips para ustedes almalovers, lo más importante para llegar a la meta es el plan, así que empeliculate con cada paso y celebra tus logros, recuerda que este es un camino y requiere constancia. 

Si les gustó este tema nos encantaría saberlo y si tienen otros temas de interés por favor escríbenos.

Un abrazo desde el alma. 

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Abrir chat
Soporte en Línea